Atención y calidad del servicio al cliente.

En el día a día siempre se presentarán diversas situaciones de conflictos; malos entendidos, falta de comunicación o momentos de tensión. Lo importante es saber resolver, de forma pacífica, estos contratiempos “normales” de la vida cotidiana, debido a que también se pueden ver reflejados en el ámbito laboral, afectando la atención y calidad de servicio que una empresa brinda a sus clientes.